Problemas Alimenticios - SALUDable Portal, Guia y Directorio de salud, medicina y belleza de Quito Terapias alternativas y complementarias en Ecuador

Saludable Portal de Salud Ecuador
Saludable Portal de Salud de Ecuador
Vaya al Contenido
Familia Saludable > Adolescentes
Rincón Juvenil
Ellos & Ellas
Encuentra tu terapeuta
Problemas alimenticios ( Bulimia)

La Bulimia es una enfermedad de causas diversas (psicológicas y somáticas), que produce desarreglos en la ingesta de alimentos con períodos de compulsión para comer con otros de dietas abusivas, asociado a vómitos y la ingesta de diversos medicamentos(laxantes y diuréticos). Es una enfermedad que aparece más en las mujeres que en hombres, que aparece en la adolescencia y dura mucho años. La base de este problema psicológico se fundamenta en el deseo de no engordar. Aunque no resulta tan grave como la anorexia nerviosa, produce trastornos graves de la salud que pueden incluso producir la muerte del paciente. La persona bulímica también puede sufrir de anorexia  nerviosa, un trastorno en la alimentación que involucra una pérdida de peso crónica y severa que progresa a inanición; sin embargo, muchos bulímicos no sufren anorexia. La OMS(Organización mundial de la salud) ha clasificado la anorexia  y la bulimia como trastornos mentales y del comportamiento. Es una enfermedad mental, ya que el temor a engordar y la falta de autocontrol sobre la alimentación, hace que los sentimientos y pensamientos determinen un estado anímico y mental que acaba en procesos depresivos. Galeno describió ya la “kynos orexia” o hambre canina como sinónimo de bulimia, considerándola como consecuencia de un estado de ánimo anormal y posteriormente, apareció reflejada en los diccionarios médicos de los siglos XVIII y XIX como curiosidad médica. A finales de los años 70 fue descrita y traducida como el síndrome de purga y atracones o bulimarexia. Aparece por primera vez en el, 1980 con la denominación de bulimia y, finalmente se adopta el término de bulimia nerviosa en el 1987.

Síntomas
  * Ansiedad o compulsión para comer.
  * Vómitos autoprovocados.
  * Abuso de medicamentos laxantes y diuréticos.
  * Seguimiento de dietas diversas.
  * Deshidratación.
  * Alteraciones menstruales.
  * Aumento y bajada de peso bruscas.
  * Debilidad.
  * Dolores de cabeza e hipotensión.
  * Hinchazón del rostro por el aumento de las glándulas salivales y parótidas.
  * Mareos.
  * Pérdida de cabello.
  * Irritación crónica de la garganta.
  * Dolor muscular.
  * Pequeñas rupturas vasculares bajo los ojos.
  * Aumento de caries dentales, dientes amarillentos.
  * Miedo a subir de peso.
  * Lesiones en las manos por los vómitos autoprovocados.
  * Diarreas incontrolables.
  * Practica abusiva de actividades deportivas.
  * Depresión y amenaza de suicidio.
  * Aislamiento social.
  * Falta de autoestima.
La Bulimia puede ir acompañada de otros trastornos como la cleptomanía, el alcoholismo o la promiscuidad sexual.

Etiología
  * Sociales: La misma exigencia social en conseguir unos patrones de belleza basados en la delgadez conlleva a la anorexia o la bulimia. Incluso mucho de los casos de bulimia son producidos por anteriores períodos de anorexia. Aquellos ambientes o profesiones en los que se requiere un cuerpo delgado, como las modelos por ejemplo, pueden ser desencadenantes de este trastorno.
  * Psicológicas: muchas Bulimias se producen en jóvenes que presentan un carácter depresivo u obsesivo-compulsivo.
 * La familia: En las familias con mucha preocupación sobre las dietas de adelgazamiento o el parecido físico de los hijos es donde se suelen dar más casos de Bulimia. De igual manera parece haber una predisposición genética a la bulimia en familias con antecedentes.
  * Enfermedades físicas: Ciertos trastornos cerebrales parecen influir también en este trastorno.
  * Problemas para ser autónomo: Algunas personas no son capaces de “funcionar” sin el apoyo de su familia o alguna persona que le sirva de modelo. Así, situaciones como cambio de colegio, de trabajo, de pareja... pueden llevar a una pérdida de autonomía que a veces se compensa mediante un control excesivo de la dieta.
  * Miedo de madurar: La mayoría de las personas desarrollan estos trastornos durante la adolescencia. Esta es una época de numerosos cambios sexuales, físicos, emocionales y de maduración. Durante la adolescencia el pensamiento es abstracto, idealizado y radical y esto implica un temor a convertirse en adultos.
  * Déficit de autoestima: La autoestima puede definirse como el conjunto de ideas que se tiene sobre uno mismo. Las mujeres presentan con más frecuencia niveles bajos de autoestima, que suelen ir asociados a la aprobación de los demás y la apariencia externa. Esto va ligado al peso y a la figura, es decir a la alimentación.
  * Perfeccionismo y autocontrol: Las personas que sufren trastornos alimenticios piensan que quien no sea perfecto no llegará a ser alguien. Creen que una manera de conseguirlo es tratar con rigidez su cuerpo.

Diagnóstico
El diagnóstico de la Bulimia resulta complicado ya que los episodios de voracidad y vómitos se ocultan con facilidad. Además, algunos síntomas pueden ser confundidos con los de otras patologías. Para un diagnóstico adecuado es necesaria una entrevista psiquiátrica que desvele la percepción que el enfermo tiene del propio cuerpo y la relación que mantiene con la comida. Así mismo, es necesario una exploración física completa para detectar los trastornos fruto de su comportamiento alimenticio. El examen dental puede mostrar caries dental o infecciones de la encía(tal como gingivitis). El esmalte de los dientes puede estar erosionado o picado por la excesiva exposición a los ácidos del vómito. Un estudio ampliado de química sanguínea puede revelar un desequilibrio electrolítico(tal como hipocalemia) o deshidratación.

Complicaciones
  * Pancreatitis.
  * Caries dental.
  * Inflación de la garganta.
  * Anormalidades electrolíticas.
  * Deshidratación.
  * Estreñimiento.
  * Ruptura/rompimiento del esófago.
  * Hemorroides.
  * Alteraciones cardiacas y renales.
FUENTE: ferato.com

Regreso al contenido